Brittany Frodge

Brittany Frodge is a sophomore majoring in Spanish, minoring in Political Science and pursuing a certificate in Latin American Studies.

 Todo lo que se valora en la vida

     Cuando uno coge un folleto de información en la oficina de estudios en el extranjero, lo que se ven son imágenes de montañas y playas, grandes ciudades como Londres y París, y grupos enormes de jóvenes disfrutando. Si la persona que se ha visto el folleto está bastante interesada en el propósito de viajar al extranjero, toma una clase que intenta prepararla. Y en esta clase, le advierten de los peligros de vivir en el país elegido, las dificultades y el estrés que acompañan el viaje, le enseñan la lengua, la historia, la cultura. Pero con todo de lo que se informe a este futuro viajero, nunca se da cuenta de los cambios internos que le pasarán viviendo en otro país.

Las fotos de esas maravillas y ciudades mencionadas anteriormente tanto como lo que ha aprendido del idioma y de la cultura le acompañan al país natal del viajero. Pero las fotos se ponen amarillas con la edad. Después de un tiempo, se olvidan muchas de las palabras que aprendimos. A lo mejor, el viajero nunca vuelve al país en el que vivió por diez semanas. Pero el hecho de haber dejado todo lo que había conocido antes cambia a esta persona; sacarla completamente de un ambiente familiar deja que uno reconozca las cosas que para él son importantes; las cosas que son constantes, y que nunca cambiarán a pesar del país que habites. Realmente, se da cuenta de todo lo que valora en la vida.

Yo he vivido en España durante dos meses ya. Y lo más sorprendente para mi no han sido las diferencias entre mi cultura y la española como las actitudes en cuanto al beber y al sexo, sino los cambios en cuanto a mi propia vida. Antes de venir a España, creía que me gustaría vivir toda mi vida en una ciudad grande, quizás en España misma. Pero después de ver la realidad, he cambiado de opinión. He visto muchas ciudades bellísimas durante mi tiempo aquí,  pero a pesar de la belleza, todo el movimiento y la población tan grande a mi no me gusta la vida actual. Además, aunque me encanta Toledo y para mi es más cómoda que una ciudad como Madrid, no querría vivir toda mi vida en una ciudad así; este viaje me ha enseñado que mis relaciones son mucho más fuertes con mi familia y mis amigos de lo que pensaba antes. No me gustaría vivir lejos de todas estas personas que quiero tanto.

Esta experiencia no es importante simplemente en los aspectos típicos: Ver Europa, experimentar otra cultura y aprender otra lengua. Esta experiencia también es esencial en formar el futuro de él que la he tenido. Aunque si no se da cuenta, afectará todas las decisiones que tomó: donde viviría, lo que quiere estudiar, el estilo de vida que quiere tener. Viajar es una experiencia más enriquecedora que cualquier otra que uno pueda tener durante sus años estudiando en la universidad. Yo se lo recomiendo a todos, y también destaco la importancia de ello: ¡Va a cambiarle la vida!

_________________________________________________________________________________

Diarios y experiencias

11/ 1/12

Hay que comérselo todo

Hoy observamos la Catedral por adentro. Es muy antigua, y de estilo francés. Me interesaba mucho verla porque he tenido clases de historia  del arte, pero sin ver ninguna de las que estudié durante horas. ¡Al fin he visto estas naves que he estudiado tanto! Aunque me gustó verla, hacía mucho frío adentro. No estaba triste al salir.

Además, hemos aprendido las diferencias culturales en nuestras clases. No sabía que hay que comer todo lo que te ponen en el plato cuando cenas con una familia española. Esto va a ser muy difícil para mi, porque no puedo comer mucho! Intento, pero es casi imposible. Ya mi madre española me ha dicho, “!bueno, hablas mucho pero no comes nada! ¡Eres como un pajarito!” Jaja!

27/1/12

Los españoles las prefieren jóvenes

El fin de semana me di cuenta de algo importante: los hombres españoles prefieren a las jóvenes…  Mejor dicho, las mucho más jóvenes que ellos. Sabía antes que las grandes diferencias de edad son más comunes aquí, pero no lo había observado en la vida real. Lo más sorprendente del fin de semana fue cuando un mesero de 40 años (o más) me preguntó si quería salir con él. Cuando me preguntó, casi me atraganté con la bebida. Pero al reflexionar, aunque esta situación sería impensable en EEUU, no es tan raro aquí en España. Decliné con educación y con un nuevo entendimiento cultural.  Otra observación de los hombres españoles: si no eres rubia, no creen que seas estadounidense. Me da risa. Además, por ser tan castaña y con los ojos azules, casi nunca me ven como española  (después de hablar conmigo es aun más evidente que no soy española) ¡Que estereotipos! Siempre creen que soy una estudiante de ERASMUS, normalmente francesa o de algún país del Este de Europa.

28/ 1/ 2012

Americana pero no tanto

Una cosa muy divertida para mi es discutir con mi familia española sus percepciones de los EEUU. Han estado mucho en Nueva York, y esta es la imagen que tienen del país. No pueden creer que nunca he estado en Nueva York, tampoco Boston o Chicago. Además, no he visto ninguna película de James Bond o Star Wars. Me encuentran una estadounidense muy distinta. Lo más difícil de explicar es que yo no soy de Ohio sino de Kentucky- una diferencia cultural muy difícil de explicar, porque son vecinos. Nunca han tenido una estudiante de otra parte de los EEUU. Les he explicado el Derby, las granjas, les he mostrado fotos de “barns” y “catfish” y el pueblecito donde crecí. Además, les he dicho que seamos los más simpáticos del país, y me han dicho que están de acuerdo 😉 El fin de semana que viene les voy a preparar tomates verdes fritos y un “apple pie.”

5/ 2/ 2012

Obsesionados con la tele

Todos los fines de semana, veo la tele durante una hora mientras desayuno. Y siempre, lo que hay en la tele es el programa Knight Rider, o El coche fantástico. Si no sabes, este es un programa de los años ochenta, con un Pontiac Firebird Trans Am y David Hasselhof como protagonistas. En España, la gente está obsesionada con este tipo de programa- lo que muestra una idea muy estereotipada de los Estados Unidos. Nunca he visto tantos “westerns” en mi vida. Después de haber pasado dos meses y medio en España, voy a poder a relacionarme mejor con mi padre y mi abuelo. Qué raro. Ah, algo más que me parece raro del conocimiento que tienen los españoles de nuestra cultura es que hasta en las figuras famosas más recientes, están retrasados. ¡No conocen Kim Kardashian, y todavía hablan de Paris Hilton!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: