Kaitlyn Richert

Kaitlyn Richert is a sophomore double majoring in Magazine Journalism and Informational Graphics/Publication Design and minoring in Spanish. You can also read her additional travel blog here.

La cultura popular americana

     El choque cultural es algo que va a ocurrir cuando alguien viaja a otro país. Cuando vine a España, encontré cambios en la alimentación, la moda y la cultura popular. Porque me di cuenta de que la cultura popular aquí está muy unida a la de los Estados Unidos – la música, las películas, los programas en la tele – no experimenté tanto choque cultural. España y los EEUU están relacionados de esta forma, pero también es una sorpresa que mientras disfrutan nuestra cultura, son pocos los españoles que saben inglés.

Todos se sienten fascinados por la cultura popular americana. Doblan nuestras películas y programas de televisión para disfrutar, como cualquier cosa de Forrest Gump de Pimp My Ride. Una y otra vez escuchan las canciones de hip-hop y el pop que siempre están en la radio en los EEUU, como Katy Perry y Rihanna. Con la moda, los artículos de ropa como los botas de cuero y las bufandas son comunes aquí y la ropa no es tan diferente. Hay cadenas de McDonald’s y Starbucks Coffee en todas las grandes ciudades de España,. Por todo eso, es difícil sentirse desconectado de la cultura popular de americana. Sin embargo, lo que es más interesante es que los españoles disfrutar nuestra cultura, pero a la mayoría de ellos no les interesa aprender nuestra lengua. Su deseo se limita a escuchar música y cantar, aunque no comprendan lo que están escuchando.

En conclusión, no he experimentado un gran choque cultural aquí, pero he sentido algunos cambios en mi estilo de vida en España. La cultura popular es un gran ejemplo de algo que los españoles disfrutan de la sociedad americana. Y aunque la mayoría de ellos no entienden nuestro idioma, disfrutan de lo que producimos, y eso es lo único que importa.


_________________________________________________________________________________

Diarios y experiencias

22/ 1/ 2012

Lisboa: entre NY y Chicago

Regresé de Portugal hoy. Viajé con siete compañeros a Lisboa este fin de semana y fue el primer país que he visto de Europa fuera de España. Me encantó. Me parece que la ciudad tiene una mezcla entre Nueva York y Chicago – no es muy limpia, pero la atmósfera es cautivadora y la historia es rica e interesante. Aprendí un poco sobre el pasado de Portugal y cómo tuvo poder en siglos XIV y XV. Nadie habla español, y por eso fue difícil regresar y dejar de hablar en inglés. Pero la experiencia fue algo especial y el viaje valió la pena. Estamos planeando visitar Barcelona, Paris y quizás Florencia, pero quiero conocer otras ciudades de España también, como Sevilla y Granada. Creo que es importante explorar este país más que otros porque es como nuestra casa ahora. Sin embargo, me gustaría viajar cualquier lugar durante los próximos meses.

24/ 1/ 2012

La dieta

Finalmente, no estoy enferma. ¡Por fin! Estoy mejor y puedo comer cualquier cosa, no sólo arroz, jamón y manzana. Esta cultura es más seria sobre la dieta que la de los Estados Unidos cuando alguien se enferma. Normalmente, el doctor me daría una medicina y diría:,“¡bebe más agua, más líquidos!” Aquí, no. Un cambio en la dieta puede funcionar mejor, supongo. Pero en mí opinión, me hizo sentir peor. Por otro lado, mis clases están comenzando a coger ritmo y estoy preguntándome lo difícil que puede ser el trabajo. Una amiga de mi hermano de acogida, Mathilde, me dijo que las clases de España no son malas hasta los exámenes. Me parece que los estudiantes de España destacan más que esos de los Estados Unidos.

1/2/ 2012

Me encanta mi calle

Cuando camino a la escuela todos los días, veo muchas cosas y lugares bonitos. A veces, tengo prisa y no puedo prestar atención. Pero hoy, era un poco temprano para mi clase a las 9 de la mañana, por eso me di cuenta de que me encanta mi camino a La Plaza de Padilla. Las calles están ocupadas con coches que tienen prisa por llegar a sus trabajos, pero no me importa. Me gusta como que las calles tengan exactamente la anchura correcta para los coches. Me gustan los innumerables bares que están dentro de un radio de 100 metros el uno del otro. Me gusta mucho la tienda del pan que siempre está abierta. Me gusta la manera en que el sol brilla por cada ventana que he visto. Pero en resumen, me encanta mi calle. Es la mejor mezcla de tiendas y casas bonitas. Hay negocios, pero la vida personal también. Hay un buen equilibrio.

4/ 2/ 2012

Chipotle y Taco Bell… ¡los extraño!

Todos los estudiantes de nuestro grupo están hablando de comida. Debo decir, de los Estados Unidos. Todo lo que oigo es, “¡Extraño a Chipotle! Quiero Panera, espero que haya un Taco Bell aquí.” A veces, hablamos sobre macarrones con queso, mantequilla de maní y jalea y también galleta torta. Por supuesto, extraño la comida de los Estados Unidos, también. Pero no quiero pensar en ella porque me doy cuenta de que la comida de España es algo diferente, algo espectacular. Cuando regrese a América, voy a extrañar la comida aquí. Estoy hablando sobre la tortilla española, los churros, la ensalada bañada en aceite de oliva, el chocolate de Europa y la tortilla francesa. Es verdad que cuando me baje del avión, mi familia me estará esperando con la comida de Chipotle y quizás la tarta de queso, también. Es verdad, sí. Pero después de mi viaje, querré preparar la comida española en mi casa de América. Realmente aprecio toda la comida de España.

9/ 2/ 2012

Traducciones de mala calidad

¡Fuimos a Valencia hoy! Somos cinco chicas en este viaje. Algo interesante que ocurrió fue que compré una revista española para mujeres en la estación de autobús. Traté de leerla, pero no pude entender las palabras muy bien. También, me di cuenta de que cuando viajo, y hay traducciones al inglés para las señales, éstas son incorrectas y ridículas, especialmente en los restaurantes de la estación de autobús. La persona que lo hizo no sabe lo que ha escrito. Esto me molestó mucho, pero es cómico porque si no hay una traducción de mucha calidad, los turistas no va a comprar la comida y el error es de la compañía.  Me parece interesante porque es un fallo de marketing y puede dañar la imagen de una compañía o un negocio. A parte de esto, todo fue sobre ruedas con mi llegada a Valencia.

10/ 2/ 2012

No me mires, no me mires

No importa donde esté en España o incluso en Europa – la gente siempre me mira cuando estoy caminando. Quizás sea a causa de mi apariencia; es casi obvio que soy americana. Tengo el pelo oscuro, la piel pálida y los ojos azules, y me visto como una americana, por qué, ¿por qué no? Después de todo, soy de los Estados Unidos, y no voy a pretender que soy europea. Pero, no puedo comprender cuál es el punto de mirar a la gente que no conoces. Cuando estoy en los Estados Unidos, no miro a los musulmanes o a los asiáticos. Pienso que Europa debería estar acostumbrada a los extranjeros que la visitan porque es un continente muy popular. Mirar no cambiará el hecho que estoy viviendo aquí, y la gente española necesita cambiar porque me siento incómoda.

 



Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: